LA MALA EDUCACIÓN

Hoy quiero hacer un post corto. Es un tema que me harta, que me cabrea y que muestra el nivel de mala educación al que poco a poco se está abocando esta sociedad. También es un reflejo del nivel que hay en el periodismo, cada vez más chabacano. Y lo quiero contar porque esta semana lo he tenido que sufrir varias veces, incluso por distintas personas durante el mismo debate; aunque sólo ha servido para recordármelo, dado que lo llevo notando desde hace años y cada vez va a peor.

Cuando estás ante un micrófono, ya sea en la radio o en la televisión, y te entran ganas de toser, lo primero que debes hacer es apartarte del micrófono; lo segundo, taparte la boca con la mano; y lo tercero, pedir perdón. porque si no haces eso, y casi nadie lo hace, es como si me estuvieras tosiendo en la oreja, cosa que resulta muy desagradable. Me pregunto qué pasaría si voy yo a los estudios donde está esta persona y le escupo a la cara; seguro que no le parece divertido. Pues eso.

«La mayor parte de la gente confunde la educación con instrucción» (Severo Catalina).


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *